Tempus Fugit, de Miguel Ángel Craviotto en AC Gallery Arte & Ciencia.

 

 

Miguel Ángel Craviotto es un ejemplo de cómo Ciencia y Arte pueden avenirse en el conocimiento del ser humano, para dar respuesta a las necesidades que demandan mente y espíritu.

Biólogo de profesión, pero artista de vocación, Craviotto toma la decisión de dedicarse a las ciencias, alentado por sus ansias de conocimiento, y con la perspectiva de lograr estabilidad laboral. Aún así, no puede alejarse del mundo del Arte. La Ciencia le abre el camino a la investigación, a entender el funcionamiento de la vida; pero el Arte, le posibilita expresar la parte ajena a la razón, y encuentra en la pintura y la música, los instrumentos necesarios para satisfacer su fuerte impulso creativo, su inquietud interior.

A los ocho años, comienza su unión con el arte, experimenta con óleos y otras técnicas hasta que decide acudir a clases de pintura, dibujo y cerámica. Desde ese momento, no para de formarse en el campo de las artes, compaginándolo con su carrera y actividad profesional, desarrollando una prolífera trayectoria artística.

Con esta exposición, Tempos Fugit, reflexiona sobre el eterno tema del transcurso del tiempo, sugiriendo la reflexión de Virgilio que avisaba en un verso de las Geórgicas del paso del tiempo, de la efímera existencia del ser humano.

Para ello, Craviotto hace protagonista al reloj, objeto por el que siente fascinación desde niño, -de hecho, su primer reloj lo pinta a los 9 años- convirtiéndolo en el leitmotiv de la muestra, y representándolo en diferentes soportes, como son botellas de vino, algo que también ha acompañado al hombre en el paso de la vida.

La inauguración de Tempos Fugit tendrá lugar el próximo sábado 26 en AC Gallery Arte & Ciencia a las 12 horas, y permanecerá hasta el 17 de mayo.