Acgallery

Arte&Ciencia nace de la voluntad de mostrar el trabajo de científicos y artistas nacionales e internacionales, tanto noveles como consagrados, cuya línea de trabajo está marcada por la interaccón entre la ciencia y el arte. Se crea con el objetivo de indagar entre arte y ciencia como dos grandes formas de conocimiento complementarias, que discurren de forma paralela y que llegan a confluir.

La línea de la galería pone, por tanto, de manifiesto, por un lado, las interacciones mutuas entre varios aspectos artísticos (pintura, escultura, arquitectura..) y las ciencias en general como grandes formas de conocimiento humano, y, por otro, la importancia de la relación entre el Arte (artes plásticas y visuales) y la Ciencia en la cultura, en la actualidad.

Los artistas de la Galería se caracterizan además de por su formación artística, por su transversalidad y su multidisciplinariedad (filosofía, economía, sociología, investigación científica); convirtiendo a nuestro espacio en un punto de encuentro multidisciplinar a nivel internacional.


Arte&Ciencia

El ARTE es la manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros. La CIENCIA es el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento. Arte y Ciencia son inherentes al ser humano, son la expresión de nuestro conocimiento, son dos grandes formas del conocimiento humano.

En los últimos tiempos la raza humana ha sido protagonista y testigo de grandes avances en el conocimiento de todas las ramas de la ciencia. Se está produciendo una auténtica explosión de conocimiento en ciencia física, biología, ciencia sociales, tecnología, ... Pese a todo este indiscutible avance, el hombre no es ahora más sabio que hace cinco siglos; si que está mucho más informado que antes, pero es incluso menos sabio de lo que era. Toda su enorme cantidad de conocimiento no ha ayudado al ser humano a lograr la paz y la felicidad, no ha servido para proteger a la humanidad, para preservar el medio ambiente, ni para desarrollar una perspectiva espiritual de alcance. Su voluminosa masa de conocimientos le ha servido, eso sí, para controlar el mundo exterior, pero se ha revelado inútil de cara al objetivo de conocerse a sí mismo.

La ciencia es muy limitada y la con-ciencia no sabemos (¿Quién nos asegura que un átomo no tiene conciencia?). La mecánica newtoniana y la filosofía cartesiana nos dicen que el universo es una máquina y que también lo es el ser humano; después la física cuántica ya en el siglo XX nos dice que a ese nivel el universo es una red de interconexión trascendente espacio-temporal y W. Kandinsky al mismo tiempo nos dice en "De lo espiritual en el Arte" que el espíritu que conduce al reino del futuro sólo puede reconocerse a través de la intuición. Nuestros sentidos son muy limitados, el método científico muy restringido y está llegando el momento de generar una síntesis de conocimiento y espiritualidad de Ciencia y de Arte que nos ayude a entender la realidad.
Ese es nuestro objetivo, el objetivo de este espacio.